Ir al contenido principal

Las cuatro T de Valentín Fuster

El círculo de la motivación de Valentín Fuster está compuesto de varias etapas que van progresando en espiral. La etapa más importante, porque es la que nos permite tener un crecimiento personal, es la etapa de la motivación. En esta etapa hay cuatro tareas, con su correspondiente estado de ánimo, que nos ayudan a establecer los fundamentos necesarios para recorrer el círculo hacia la etapa de satisfacción. Estas cuatro tareas, que Fuster las denomina “Las cuatro T”, son las siguientes:

1) Tiempo para reflexionar. Cada día hay que reservar unos minutos a la reflexión, mejor a primera hora de la mañana. Reflexionar es muy importante, no solo para ordenar la agenda mental de lo que tenemos que hacer, sino sobre todo para hacer una planificación a largo plazo. Son los minutos mejor invertidos del día. No dedicar un tiempo a la reflexión es caminar sin rumbo por la vida.

2) Talento por descubrir. La mejor inversión de futuro es descubrir nuestro propio talento. Saber lo que realmente nos motiva y en lo que podemos aportar más de nosotros mismos. Realmente, no hay nada más práctico que descubrir nuestra vocación. La mejor profesión que podemos escoger es aquella que más nos apasiona.

3) Transmitir optimismo. Una actitud positiva que transmita optimismo no solo mejora nuestro bienestar y autoestima, sino que también beneficia a los demás, a las personas que nos rodean. Para mantener una vida con motivación no hay nada peor que la negatividad. Y recíprocamente, conviene rodearnos y dejarnos guiar por aquellas personas que transmiten optimismo con naturalidad.

4) Tutoría. Un tutor es una persona que conoce nuestros puntos fuertes y débiles, y que nos aconseja durante nuestra juventud y que orienta nuestra vida profesional. Tener un buen tutor es una gran suerte que puede cambiar el rumbo de nuestra vida. Por este motivo es importante, ya en edad adulta, ejercer también la tarea de tutoría hacia los jóvenes de nuestro entorno, para ayudarles a encontrar su camino.

Son cuatro tareas básicas para conseguir la madurez personal y transformar nuestra vida. El orden de las cuatro tareas es importante, porque sin tiempo para pensar no podemos encontrar nuestra vocación o talento, y sin descubrir cuales son nuestras capacidades no podremos transmitir optimismo a los demás ni ayudar a los jóvenes.

Referencia bibliográfica:
Fuster, V. (2013). El círculo de la motivación. Barcelona: Planeta.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuestionarios, escalas y tests en la web psicologiapositiva.org

El sitio www.psicologiapositiva.org es una excelente página web proporcionada por el Prof. Martin E. P. Seligman y el Centro de Psicología Positiva de la Universidad de Pennsylvania en colaboración con el Instituto de Psicología Positiva de la Universidad Complutense de Madrid (Prof. Carmelo Vázquez). Está derivada de la original en inglés www.authentichappiness.org.

En esta página web hay una gran variedad de cuestionarios, escalas y tests sobre conceptos relacionados con la psicología positiva para su aplicación y corrección on-line. Por ejemplo, hay el Cuestionario de Felicidad Auténtica, el Cuestionario VIA de Fortalezas Personales, el Test de Gratitud, el Test de Optimismo, la Escala de Satisfacción con la Vida, etc.

Libro "Terapias de Psicología Positiva", de Antonio Adserá

He revisado y ampliado en una nueva edición mi libro Terapias de Psicología Positiva. Esta nueva edición está disponible en la tienda Kindle de Amazon .

Aunque la Psicología positiva se dedica principalmente al estudio científico de aquellas cualidades humanas que nos acercan al bienestar y a la felicidad, creo que no hay que desmerecer sus aplicaciones prácticas para el tratamiento o la prevención de trastornos psíquicos. Los estados mentales positivos actúan como barreras a los problemas psíquicos y pueden tener incluso un efecto rehabilitador.

Referencia bibliográfica:
Adserá, A. (2012) Terapias de Psicología positiva. Tarragona: Editorial 3Temas.

La escala de Ryff de bienestar psicológico adaptada al español

En anteriores post hablé de la escala de Ryff, que sirve para evaluar el bienestar psicológico de una persona en base a 6 dimensiones. Es una escala elaborada en inglés y para su aplicación en español hay que buscar una buena adaptación. Sin embargo “adaptar” no es sinónimo de “traducir”. Adaptar un instrumento psicométrico es mucho más que traducir el test, ya que hay que hacer estudios estadísticos que confirmen la validez y la fiabilidad de la escala traducida y/o adaptada a distintos grupos sociales. A veces hay que suprimir algunos ítems.

He encontrado en Internet las siguientes adaptaciones de la escala de Ryff:

Díaz D., Rodríguez-Carvajal R., Blanco A., Moreno-Jiménez B., Gallardo I., Valle C., van Dierendonck D. (2006) Adaptación española de las escalas de bienestar psicológico de Ryff.
www.psicothema.com/pdf/3255.pdf

Tómas JM., Meléndez JC., Navarro E. (2008). Modelos factoriales confirmatorios de las escalas de Ryff en una muestra de personas mayores. redalyc.uaemex…