Ir al contenido principal

El sentido del humor

Desde hace años se está comprobando, cada vez con más estudios científicos, que el sentido del humor y la risa pueden beneficiar la salud, tanto físicamente como psíquicamente. Parece cierto que el buen humor actúa como una válvula de escape y de seguridad en nuestro psiquismo. Nos libera de tensiones, neutraliza las preocupaciones, nos relaja y nos permite olvidar temporalmente los problemas.

Quizás el sentido del humor y la risa pueden ser una puerta más fácil que otras para comenzar a desarrollar las emociones positivas. Un psicoterapeuta no debería minusvalorar el efecto curativo que puede tener la risa. Hasta hace poco se ha banalizado esta propiedad terapéutica de la risa, considerándola incluso algo superficial. Hay que superar prejuicios y valorar todo lo positivo que puede aportar la risoterapia.

El sentido del humor no es algo simple, al contrario, es un proceso emocional-cognitivo de gran complejidad. Implica tener una actitud lúdica y optimista en la vida, que facilita el ver los problemas con otro prisma más positivo y mantener unas expectativas constructivas cara al futuro. Hay personas con más aptitud que otras respecto al sentido del humor, pero en algún grado todos podemos aprender a desarrollar este muy sano rasgo de la personalidad.

Es conveniente diferenciar entre el humor positivo y el humor agresivo. No todo el humor es beneficioso, aquel que es hostil, que busca la burla, el sarcasmo, el insulto, etc. no es beneficioso, perjudica tanto a la misma persona que lo hace como a los demás. Nuestras actitudes, pensamientos, acciones y palabras son un reflejo de como nos vemos a nosotros mismos. El “humor” hostil y negativista es síntoma de una baja autoestima por parte de quien lo ejercita. No solo muestra una muy baja autoestima, sino también una muy escasa empatía y asertividad. Las personas hostiles, ya sea de acción o de palabra, son individuos que no saben defender apropiadamente y con dignidad sus derechos y tratan de escapar de esta minusvalía agrediendo a los demás.

En cambio, el estilo humorístico positivo y creativo, con crítica constructiva, encaminado a hacer ver las contradicciones del mundo que nos rodea y a facilitar la risa mostrando situaciones casi inverosímiles, es un tipo de humor sano que consigue generar beneficios psicológicos, que además de mejorar la salud mental también refuerza las relaciones interpersonales y sociales. Las personas de humor positivo, constructivo, a veces irónico e incisivo, pero dialogantes y conciliadoras, son transmisoras de energía positiva.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuestionarios, escalas y tests en la web psicologiapositiva.org

El sitio www.psicologiapositiva.org es una excelente página web proporcionada por el Prof. Martin E. P. Seligman y el Centro de Psicología Positiva de la Universidad de Pennsylvania en colaboración con el Instituto de Psicología Positiva de la Universidad Complutense de Madrid (Prof. Carmelo Vázquez). Está derivada de la original en inglés www.authentichappiness.org.

En esta página web hay una gran variedad de cuestionarios, escalas y tests sobre conceptos relacionados con la psicología positiva para su aplicación y corrección on-line. Por ejemplo, hay el Cuestionario de Felicidad Auténtica, el Cuestionario VIA de Fortalezas Personales, el Test de Gratitud, el Test de Optimismo, la Escala de Satisfacción con la Vida, etc.

Libro "Terapias de Psicología Positiva", de Antonio Adserá

He revisado y ampliado en una nueva edición mi libro Terapias de Psicología Positiva. Esta nueva edición está disponible en la tienda Kindle de Amazon .

Aunque la Psicología positiva se dedica principalmente al estudio científico de aquellas cualidades humanas que nos acercan al bienestar y a la felicidad, creo que no hay que desmerecer sus aplicaciones prácticas para el tratamiento o la prevención de trastornos psíquicos. Los estados mentales positivos actúan como barreras a los problemas psíquicos y pueden tener incluso un efecto rehabilitador.

Referencia bibliográfica:
Adserá, A. (2012) Terapias de Psicología positiva. Tarragona: Editorial 3Temas.

La escala de Ryff de bienestar psicológico adaptada al español

En anteriores post hablé de la escala de Ryff, que sirve para evaluar el bienestar psicológico de una persona en base a 6 dimensiones. Es una escala elaborada en inglés y para su aplicación en español hay que buscar una buena adaptación. Sin embargo “adaptar” no es sinónimo de “traducir”. Adaptar un instrumento psicométrico es mucho más que traducir el test, ya que hay que hacer estudios estadísticos que confirmen la validez y la fiabilidad de la escala traducida y/o adaptada a distintos grupos sociales. A veces hay que suprimir algunos ítems.

He encontrado en Internet las siguientes adaptaciones de la escala de Ryff:

Díaz D., Rodríguez-Carvajal R., Blanco A., Moreno-Jiménez B., Gallardo I., Valle C., van Dierendonck D. (2006) Adaptación española de las escalas de bienestar psicológico de Ryff.
www.psicothema.com/pdf/3255.pdf

Tómas JM., Meléndez JC., Navarro E. (2008). Modelos factoriales confirmatorios de las escalas de Ryff en una muestra de personas mayores. redalyc.uaemex…