Ir al contenido principal

Las cinco claves de la felicidad sostenible, según Sonja Lyubomirsky

Sonja Lyubomirsky ha hecho estudios científicos que constatan que el 40% de nuestra sensación de bienestar está bajo nuestro control, porque depende de las actividades intencionales que podemos hacer en el día a día. Claro está que aumentar la felicidad durante un periodo de tiempo corto es más o menos fácil. Sin embargo, lograr que este estado de felicidad sea perdurable en la vida es bastante más difícil. Lyubomirsky propone cinco factores que llevan a una felicidad sostenible:

1.- La emoción positiva. Una forma básica de aumentar la felicidad es procurar disfrutar en la vida de muchos momentos felices, como los que proporcionan la alegría, los momentos placenteros, la curiosidad, los estados de serenidad, la vitalidad, el entusiasmo, etc.
2.- El momento más oportuno y la variedad. Los estados placenteros son episódicos y ocurren a intervalos irregulares. Para lograr que brinden el máximo de satisfacción hay que aprender a encauzarlos hasta el momento más oportuno para su disfrute. Además, hay que mantener una variedad de actividades placenteras para evitar caer en la rutina.
3.- El apoyo social. Las personas solemos formar parte de una red de relaciones y contactos sociales. La felicidad también depende en buena medida de la colaboración del prójimo, sobre todo de aquellas personas con quienes mantenemos una relación fuerte y significativa: familiares, amigos de confianza, etc. El apoyo emocional es importante.
4.- Motivación, esfuerzo y compromiso. El vivir con más felicidad es también un aprendizaje. Para ello hay que tener motivación. Hay que tomar la decisión de realizar un programa para ser más feliz, poner el esfuerzo necesario y comprometerse con este objetivo a largo plazo.
5.- El hábito. El esfuerzo para empezar requiere una gran dosis de determinación y energía, lo que puede ser desalentador. Afortunadamente, las nuevas conductas para aumentar el bienestar de forma duradera se acaban convirtiendo en buenos hábitos con su repetición y práctica. Los hábitos saludables aumentan el bienestar de forma sostenible.

Las cinco claves que propone Sonja Lyubomirsky me parecen muy acertadas. Son todas importantes, especialmente el apoyo social y la motivación, esfuerzo y compromiso. A menudo, en la vida, arrancar y ponerse en marcha es lo más difícil.

Referencia bibliográfica:
Lyubomirsky, S. (2008). La ciencia de la felicidad. Barcelona: Urano.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El modelo de Reuven Bar-On de inteligencia emocional-social (ESI)

Reuven Bar-On considera que los conceptos de Inteligencia Social e Inteligencia Emocional están relacionados y que representan componentes interrelacionados de un mismo constructo. Este autor afirma que la Inteligencia emocional-social está compuesta por un conjunto de competencias intrapersonales e interpersonales, habilidades y facilitadores que se combinan para determinar la conducta humana. La Inteligencia emocional-social incluye las habilidades de reconocer, entender y utilizar las emociones, de relacionarse con otras personas, de adaptarse a los cambios, de resolver problemas de naturaleza personal e interpersonal, y de afrontar eficientemente las demandas y desafíos de la vida diaria (Bar-On 2006). El modelo de Bar-On se basa en el EQ-i ( Emotional Quotient Inventory ). Referencias bibliográficas: Bar-On, R. (2006). The Bar-On model of emotional-social intelligence (ESI). Psicothema , 18(supl), 13-25. Bar-On, R. (1997). BarOn Emotional Quotient Inventory: Techni

El modelo de felicidad de las tres vías, de Martin E.P. Seligman

Es un modelo descriptivo que propone tres vías para aumentar la felicidad: la vida placentera ( the pleasant life ), la vida con compromiso ( the engaged life ) y la vida con significado ( the meaningful life ). La vida placentera está en la línea de lo que dicen las teorías hedonistas de la felicidad. Consiste en experimentar tantas emociones positivas como sea posible sobre el presente, el pasado y el futuro de la vida. Esta vía promueve el aprendizaje de habilidades para amplificar la intensidad y la duración de estas emociones agradables. Por ejemplo, algunas de las emociones positivas sobre el pasado son la satisfacción por lo realizado, la capacidad de cumplimiento, el orgullo y la serenidad. El recuerdo de estas emociones produce un estado de felicidad. Las emociones positivas sobre el futuro incluyen la esperanza, el optimismo, la fe y la confianza. El trabajo con estas emociones relacionadas con el futuro puede contrarrestar los estados de pesimismo. Las emociones positivas re

Teoría de ampliación y construcción de emociones positivas (B. Fredrickson)

La Broaden-and-build theory of positive emotions (Teoría de ampliación y construcción de emociones positivas) de Barbara L. Fredrickson es un modelo teórico que describe cómo las emociones positivas abren nuestros corazones y nuestras mentes, haciéndonos más receptivos y más creativos. Las emociones negativas, por su función de supervivencia, restringen la visión sobre las acciones que puede llevar a cabo una persona en una situación concreta. Por el contrario, las emociones positivas lo amplían, abriendo el rango de pensamientos y acciones. Por ejemplo, la alegría despierta el interés por el juego y la creatividad. La curiosidad empuja a la exploración y el aprendizaje. La serenidad invita a saborear las circunstancias del presente e integrarlas en una nueva perspectiva de nosotros mismos y del mundo que nos rodea. Según Barbara Fredrickson, tanto las emociones negativas y como las emociones positivas tienen una función adaptativa, pero actúan en escalas de tiempo di