Ir al contenido principal

El origen de la culpa

Los sentimientos de culpa irracionales reducen la autoestima y pueden llegar a anular el criterio propio. Sin embargo, la culpa en sí misma es algo natural en el ser humano y tiene la función positiva de ayudar a gobernar nuestros impulsos y de facilitar la estructuración social. Para comprender mejor la culpa y distinguir entre culpa normal y culpa irracional conviene conocer su origen.

La culpa es un sentimiento, una emoción cognitivizada basada en una emoción más básica: la vergüenza. En el niño la vergüenza surge a los 1 o 1.5 años de edad, mientras que la culpa lo hace a los 3 o 4 años. La culpa participa en la construcción del Yo en el sujeto. Los antropólogos afirman que todas las culturas de la humanidad, en mayor o menor medida, promueven el sentimiento de culpa. En general, podemos diferenciar entre las culturas centradas en la culpa interna (las culturas occidentales) y las culturas centradas en la vergüenza o deshonra social (las culturas orientales). En occidente la conducta social se regula mediante castigos intrínsecos, aquellos que son internos y personales, es decir, a través de la propia consciencia. En cambio, en oriente se prefieren los castigos externos basados en la vergüenza.

En general, podemos resumir la naturaleza de los sentimientos de culpa en una frase del psiquiatra Carlos Castilla del Pino: “El origen de la culpa es social, aunque la experiencia de la culpa sea personal.”

Comentarios

Entradas populares de este blog

El modelo de Reuven Bar-On de inteligencia emocional-social (ESI)

Reuven Bar-On considera que los conceptos de Inteligencia Social e Inteligencia Emocional están relacionados y, con toda probabilidad, representan componentes interrelacionados de un mismo constructo. Este autor afirma que la Inteligencia emocional-social está compuesta por un conjunto de competencias intrapersonales e interpersonales, habilidades y facilitadores que se combinan para determinar la conducta humana. La Inteligencia emocional-social incluye las habilidades de reconocer, entender y utilizar las emociones, de relacionarse con otras personas, de adaptarse a los cambios, de resolver problemas de naturaleza personal e interpersonal, y de afrontar eficientemente las demandas y desafíos de la vida diaria (Bar-On 2006). El modelo de Bar-On se basa en el EQ-i (Emotional Quotient Inventory). Es un modelo validado empíricamente.

Me gusta el modelo de Reuven Bar-On porque además de las cualidades relacionadas directamente con las emociones, como la autoconciencia emocion…

Cuestionarios, escalas y tests en la web psicologiapositiva.org

El sitio www.psicologiapositiva.org es una excelente página web proporcionada por el Prof. Martin E. P. Seligman y el Centro de Psicología Positiva de la Universidad de Pennsylvania en colaboración con el Instituto de Psicología Positiva de la Universidad Complutense de Madrid (Prof. Carmelo Vázquez). Está derivada de la original en inglés www.authentichappiness.org.

En esta página web hay una gran variedad de cuestionarios, escalas y tests sobre conceptos relacionados con la psicología positiva para su aplicación y corrección on-line. Por ejemplo, hay el Cuestionario de Felicidad Auténtica, el Cuestionario VIA de Fortalezas Personales, el Test de Gratitud, el Test de Optimismo, la Escala de Satisfacción con la Vida, etc.

La escala de Ryff de bienestar psicológico adaptada al español

En anteriores post hablé de la escala de Ryff, que sirve para evaluar el bienestar psicológico de una persona en base a 6 dimensiones. Es una escala elaborada en inglés y para su aplicación en español hay que buscar una buena adaptación. Sin embargo “adaptar” no es sinónimo de “traducir”. Adaptar un instrumento psicométrico es mucho más que traducir el test, ya que hay que hacer estudios estadísticos que confirmen la validez y la fiabilidad de la escala traducida y/o adaptada a distintos grupos sociales. A veces hay que suprimir algunos ítems.

He encontrado en Internet las siguientes adaptaciones de la escala de Ryff:

Díaz D., Rodríguez-Carvajal R., Blanco A., Moreno-Jiménez B., Gallardo I., Valle C., van Dierendonck D. (2006) Adaptación española de las escalas de bienestar psicológico de Ryff.
www.psicothema.com/pdf/3255.pdf

Tómas JM., Meléndez JC., Navarro E. (2008). Modelos factoriales confirmatorios de las escalas de Ryff en una muestra de personas mayores. redalyc.uaemex…