Ir al contenido principal

El optimismo y el pesimismo en el trabajo y la economía

Dicen las Cámaras de Comercio que un 70% del descenso en el consumo se debe más a factores psicológicos que a la situación de la economía real. Esto no me parece muy convincente, dada la alta tasa de paro y la restricción de créditos que hay actualmente en España.

Lo que sí es cierto es que a menudo hay tópicos que influyen en la percepción y en la valoración optimista o pesimista que podamos hacer de una situación laboral y económica. Recientemente me preguntaron sobre estos temas. Pongo a continuación dos de las preguntas, con las respuestas que di:

PREGUNTA: Cuando todo va mal, como por ejemplo el empleo (una persona que no encuentra hoy en día trabajo), ¿no es mejor ser pesimista y bajar de la nube? ¿Es cierto que con este pesimismo (o realismo) nos pondremos las pilas y actuaremos ante el problema?

RESPUESTA: Cuando vienen las dificultades, las personas de carácter optimista ponen en marcha unas expectativas positivas que a su vez las empujan a esforzarse en superar dichas dificultades y lograr los objetivos propuestos. Las personas pesimistas, por el contrario, al mantener unas expectativas desfavorables reducen el esfuerzo y no llegan a alcanzar sus objetivos. El pesimismo no lleva a una percepción más realista de la vida, sino a una pasividad bloqueante que aporta aún más dificultades a nuestra situación personal. En cambio, el optimismo habitualmente va acompañado de la tenacidad y perseverancia, requisitos indispensables para superar los problemas que podamos tener en los momentos difíciles.

PREGUNTA: Algunos expertos aseguran que esta crisis económica ha sido causada por un exceso de optimismo. ¿Es quizá mejor estar siempre alerta ante lo que pueda llegar?

RESPUESTA: Yo no confundiría optimismo con imprudencia o temeridad. En mi opinión, la mejor opción es combinar el optimismo con el sentido de la realidad. Tenacidad y alegría con responsabilidad. El optimismo refleja la faceta emocional, el sentido de la realidad refleja la faceta racional. Es una combinación que se complementa muy bien, ya que la personalidad tiene un doble componente emocional/racional.

Comentarios

Entradas populares de este blog

El modelo de Reuven Bar-On de inteligencia emocional-social (ESI)

Reuven Bar-On considera que los conceptos de Inteligencia Social e Inteligencia Emocional están relacionados y, con toda probabilidad, representan componentes interrelacionados de un mismo constructo. Este autor afirma que la Inteligencia emocional-social está compuesta por un conjunto de competencias intrapersonales e interpersonales, habilidades y facilitadores que se combinan para determinar la conducta humana. La Inteligencia emocional-social incluye las habilidades de reconocer, entender y utilizar las emociones, de relacionarse con otras personas, de adaptarse a los cambios, de resolver problemas de naturaleza personal e interpersonal, y de afrontar eficientemente las demandas y desafíos de la vida diaria (Bar-On 2006). El modelo de Bar-On se basa en el EQ-i (Emotional Quotient Inventory). Es un modelo validado empíricamente.

Me gusta el modelo de Reuven Bar-On porque además de las cualidades relacionadas directamente con las emociones, como la autoconciencia emocion…

Cuestionarios, escalas y tests en la web psicologiapositiva.org

El sitio www.psicologiapositiva.org es una excelente página web proporcionada por el Prof. Martin E. P. Seligman y el Centro de Psicología Positiva de la Universidad de Pennsylvania en colaboración con el Instituto de Psicología Positiva de la Universidad Complutense de Madrid (Prof. Carmelo Vázquez). Está derivada de la original en inglés www.authentichappiness.org.

En esta página web hay una gran variedad de cuestionarios, escalas y tests sobre conceptos relacionados con la psicología positiva para su aplicación y corrección on-line. Por ejemplo, hay el Cuestionario de Felicidad Auténtica, el Cuestionario VIA de Fortalezas Personales, el Test de Gratitud, el Test de Optimismo, la Escala de Satisfacción con la Vida, etc.

Teoría de ampliación y construcción de emociones positivas (B. Fredrickson)

La Broaden-and-build theory of positive emotions (Teoría de ampliación y construcción de emociones positivas) de Barbara L. Fredrickson es un modelo teórico que describe cómo las emociones positivas abren nuestros corazones y nuestras mentes, haciéndonos más receptivos y más creativos.

Las emociones negativas, por su función de supervivencia, restringen la visión sobre las acciones que puede llevar a cabo una persona en una situación concreta. Por el contrario, las emociones positivas lo amplían, abriendo el rango de pensamientos y acciones. Por ejemplo, la alegría despierta el interés por el juego y la creatividad. La curiosidad empuja a la exploración y el aprendizaje. La serenidad invita a saborear las circunstancias del presente e integrarlas en una nueva perspectiva de nosotros mismos y del mundo que nos rodea.

Según Barbara Fredrickson, tanto las emociones negativas y como las emociones positivas tienen una función adaptativa, pero actúan en escalas de tiempo disti…