Ir al contenido principal

Barbara L. Fredrickson y las emociones positivas

Para un psicoterapeuta es importante tomar en consideración el hecho constatado por la psicología positiva de que superar el malestar no conlleva automáticamente conseguir el bienestar. Para avanzar en la terapia conviene trabajar con los aspectos positivos del paciente además de combatir los síntomas negativos, porque las experiencias emocionales positivas son terapéuticas en sí mismas. Son emociones positivas la alegría, la curiosidad, la empatía, la serenidad y el amor, entre otras. ¿Pero en que se diferencian las emociones positivas de las emociones primarias de tipo negativo, como el miedo, la ira y la tristeza? ¿Por qué y mediante qué mecanismos las emociones positivas logran mejorar y enriquecer la vida de las personas? Las investigaciones de Barbara L. Fredrickson han aportado luz a estas y otras preguntas y son de gran utilidad para la aplicación de una terapia basada en la psicología positiva.

Las emociones positivas, a diferencia de las emociones primarias de tipo negativo, no están asociadas a una conducta preestablecida o estereotipada. Tienen un efecto más difuso y más a largo plazo, principalmente modulando procesos cognitivos y conductas. Además, las emociones positivas se muestran ante la experiencia subjetiva de forma interrelacionada, mezclándose distintos aspectos emocionales al mismo tiempo.

Los efectos terapéuticos de las emociones positivas se basan en varias propiedades que ha observado Fredrickson: 1) Las emociones positivas amplían momentáneamente el repertorio de pensamientos-acciones, incrementan el campo perceptivo y facilitan respuestas más creativas. 2) Ayudan a construir un conjunto de recursos personales (físicos, intelectuales y sociales) que el individuo puede aprovechar posteriormente para afrontar una dificultad, un trastorno o una enfermedad. 3) Se retroalimentan formando espirales ascendentes de emociones positivas que mejoran el bienestar y la capacidad de afrontamiento. 4) Neutralizan los efectos perjudiciales persistentes de las emociones negativas -estrés, bloqueos, etc.-, deshaciéndolos y ayudando a recuperar la salud.

Barbara L. Fredrickson ha desarrollado una teoría sobre las emociones positivas que denomina The Broaden-and-Build Model of Positive Emotions (Modelo de Ampliación y Construcción de Emociones Positivas).

Referencias bibliográficas:
Fredrickson, B.L. (1998). What good are positive emotions? Review of General Psychology, 2(3), 300-319.
Fredrickson, B.L. (2001). The role of positive emotions in positive psychology. American Psychologist, 56(3), 218-226.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuestionarios, escalas y tests en la web psicologiapositiva.org

El sitio www.psicologiapositiva.org es una excelente página web proporcionada por el Prof. Martin E. P. Seligman y el Centro de Psicología Positiva de la Universidad de Pennsylvania en colaboración con el Instituto de Psicología Positiva de la Universidad Complutense de Madrid (Prof. Carmelo Vázquez). Está derivada de la original en inglés www.authentichappiness.org.

En esta página web hay una gran variedad de cuestionarios, escalas y tests sobre conceptos relacionados con la psicología positiva para su aplicación y corrección on-line. Por ejemplo, hay el Cuestionario de Felicidad Auténtica, el Cuestionario VIA de Fortalezas Personales, el Test de Gratitud, el Test de Optimismo, la Escala de Satisfacción con la Vida, etc.

Libro "Terapias de Psicología Positiva", de Antonio Adserá

He revisado y ampliado en una nueva edición mi libro Terapias de Psicología Positiva. Esta nueva edición está disponible en la tienda Kindle de Amazon .

Aunque la Psicología positiva se dedica principalmente al estudio científico de aquellas cualidades humanas que nos acercan al bienestar y a la felicidad, creo que no hay que desmerecer sus aplicaciones prácticas para el tratamiento o la prevención de trastornos psíquicos. Los estados mentales positivos actúan como barreras a los problemas psíquicos y pueden tener incluso un efecto rehabilitador.

Referencia bibliográfica:
Adserá, A. (2012) Terapias de Psicología positiva. Tarragona: Editorial 3Temas.

La escala de Ryff de bienestar psicológico adaptada al español

En anteriores post hablé de la escala de Ryff, que sirve para evaluar el bienestar psicológico de una persona en base a 6 dimensiones. Es una escala elaborada en inglés y para su aplicación en español hay que buscar una buena adaptación. Sin embargo “adaptar” no es sinónimo de “traducir”. Adaptar un instrumento psicométrico es mucho más que traducir el test, ya que hay que hacer estudios estadísticos que confirmen la validez y la fiabilidad de la escala traducida y/o adaptada a distintos grupos sociales. A veces hay que suprimir algunos ítems.

He encontrado en Internet las siguientes adaptaciones de la escala de Ryff:

Díaz D., Rodríguez-Carvajal R., Blanco A., Moreno-Jiménez B., Gallardo I., Valle C., van Dierendonck D. (2006) Adaptación española de las escalas de bienestar psicológico de Ryff.
www.psicothema.com/pdf/3255.pdf

Tómas JM., Meléndez JC., Navarro E. (2008). Modelos factoriales confirmatorios de las escalas de Ryff en una muestra de personas mayores. redalyc.uaemex…