Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2019

Trabajo y felicidad

Alan Carr, en su libro Psicología positiva. La ciencia de la felicidad, explica que la situación laboral, la satisfacción en el trabajo, el saber aprovechar las aptitudes y el mantener una actividad dirigida a objetivos están relacionados con el nivel de bienestar subjetivo que disfruta una persona. De hecho, Diener et al. (1999) han constatado que hay una moderada correlación r = 0.4 entre la satisfacción en el trabajo y la felicidad subjetiva. Carr lo atribuye a que el trabajo ofrece un nivel óptimo de estímulos que resulta agradable para la persona, ya que da una oportunidad para (1) satisfacer la curiosidad, (2) desarrollar las propias aptitudes, (3) construir una red de apoyo social y (4) tener una sensación de identidad y de propósito en la vida.

Peter Warr (1999) señala que los trabajos más satisfactorios tienen unas características distintivas. En ellos hay una óptima correspondencia entre la persona y su entorno: se trabaja en entornos adecuados para las aptitudes, capacidades…

Las investigaciones de Daniel Kahneman sobre el bienestar experimentado

Las investigaciones más reconocidas de Daniel Kahneman son sobre como funciona la mente humana en la toma de decisiones, pero este autor también se ha interesado por la forma en que evaluamos la felicidad en la vida. Kahneman afirma que en la vida cotidiana, en las situaciones del día a día, las personas estamos bajo la influencia de dos yo: el yo que recuerda y el yo que experimenta. El problema es que en la evaluación subjetiva de las situaciones en general, y de la felicidad y el bienestar en particular, la percepción de las experiencias vividas no siempre coincide con el recuerdo que se tiene de ellas.

La mayoría de estudios científicos que se han hecho en psicología sobre el bienestar van dirigidos al yo que recuerda. Cuando los investigadores hacen a una persona la pregunta de cual es su nivel de felicidad, se están dirigiendo al yo que recuerda del individuo. Pero el yo que recuerda está sujeto a distorsiones cognitivas. Hace una valoración buena o mala en función de los recuerd…

El modelo de felicidad de las tres vías, de Martin E.P. Seligman

Es un modelo descriptivo que propone tres vías para aumentar la felicidad: la vida placentera (the pleasant life), la vida con compromiso (the engaged life) y la vida con significado (the meaningful life).

La vida placentera está en la línea de lo que dicen las teorías hedonistas de la felicidad. Consiste en experimentar tantas emociones positivas como sea posible sobre el presente, el pasado y el futuro de la vida. Esta vía promueve el aprendizaje de habilidades para amplificar la intensidad y la duración de estas emociones agradables. Por ejemplo, algunas de las emociones positivas sobre el pasado son la satisfacción por lo realizado, la capacidad de cumplimiento, el orgullo y la serenidad. El recuerdo de estas emociones produce un estado de felicidad. Las emociones positivas sobre el futuro incluyen la esperanza, el optimismo, la fe y la confianza. El trabajo con estas emociones relacionadas con el futuro puede contrarrestar los estados de pesimismo. Las emociones positivas relacion…

Las dos tradiciones filosóficas del concepto de felicidad

El estudio de la felicidad tiene una amplia tradición filosófica, tanto en las sociedades occidentales como en las sociedades orientales. En la antigua Grecia hubo la escuela de filósofos hedonistas, para los cuales la felicidad consistía en la acumulación de momentos agradables y la satisfacción de los deseos. Otra escuela de la antigua Grecia, los epicúreos, también buscaban una vida feliz, pero administrando de forma equilibrada los placeres y los dolores. Los epicúreos se diferenciaban de los hedonistas en que no buscaban solo el placer físico, sino que se interesaban también por la satisfacción intelectual. Sin embargo, para los epicúreos el placer y la felicidad eran consecuencia de la ausencia de dolor y de aflicciones, algo que la psicología positiva moderna ha desmentido: superar el malestar no comporta automáticamente conseguir el bienestar. Pero fueron Sócrates, Platón y Aristóteles los filósofos que más influyeron en la filosofía de siglos posteriores, superando la concepc…

La ecuación de la felicidad

¡Pero no se trata de matemáticas. Es el título de un libro!

Está escrito por Bridget Grenville-Cleave y la Dra. Ilona Boniwell, con la colaboración de la Dra. Tina B. Tessina. Es un libro muy interesante que está basado en sólidos conocimientos sobre Psicología positiva. Hay 100 factores, uno por página, con su correspondiente puntuación y una explicación sobre la conducta, la actitud o la situación ambiental a que se refiere el factor.

Algunos de los 100 factores son: vitalidad, capacidad de recuperación, extroversión, curiosidad, risa, escribir un diario, música, … También hay factores negativos que si se tienen restan puntos: preocupaciones, insomnio, riñas familiares, conflictos en el trabajo, …

Como curiosidad cito el factor “Matrimonio feliz”. Tiene 5 puntos positivos y dice que las personas que están casadas son más felices que las personas solteras.

Referencia bibliográfica:
Grenville-Cleave, B., Boniwell, I., Tessina, T.B. (2009) La ecuación de la felicidad. Barcelona, Editorial O…

Día Internacional de la Felicidad

El 20 de marzo las Naciones Unidas celebran el Día Internacional de la Felicidad. Se pretende tomar consciencia de que la búsqueda de la felicidad es un objetivo humano fundamental. Se reconoce también la necesidad de un enfoque más inclusivo, equitativo y equilibrado para el crecimiento económico que promueva el desarrollo sostenible, la erradicación de la pobreza, la felicidad y el bienestar de todos los pueblos.

Más información en: dayofhappiness.net

Índice de Felicidad (IF) de Ferran Salmurri

Siguiendo con el tema del bienestar y la felicidad hoy cito el Índice de Felicidad que el psicólogo Ferran Salmurri expone en su libro “Libertad emocional. Estrategias para educar las emociones”.

Según F. Salmurri la felicidad “es un sentimiento, un estado de ánimo caracterizado por emociones de satisfacción, agrado y placer. Somos felices cuando nos sentimos bien con nosotros mismos y con nuestro entorno”. Hay 5 factores que influyen en el sentimiento subjetivo de felicidad:

A) Autoestima
B) Autocontrol de la conducta
C) Autocontrol emocional
D) Estilo cognitivo positivo
E) Relaciones con los otros

El Índice de Felicidad se obtiene puntuando de 0 a 10 estos cinco factores fundamentales, se suman las puntuaciones y se divide el resultado por 5.

La escala de Ryff de bienestar psicológico

El marco conceptual de Ryff se basa en 6 dimensiones de bienestar psicológico. El psicoterapeuta se puede apoyar en él para ir evaluando el bienestar psicológico del paciente a medida que la terapia progresa.

Las 6 dimensiones de la escala de Ryff son las siguientes:

1) Auto-aceptación
2) Relaciones positivas con los demás
3) Autonomía
4) Dominio del entorno
5) Propósito en la vida
6) Crecimiento personal

Auto-aceptación. Es uno de los factores que más determinan el bienestar. Implica tener una actitud positiva hacia uno mismo, aceptarse tal como se es y aceptar lo sucedido en el pasado en la vida. La auto-aceptación es básica para la salud mental y es una característica central de la auto-realización, el funcionamiento óptimo y la madurez de la personalidad.

Relaciones positivas con los demás. La calidez y la confianza en las relaciones interpersonales son importantes para disfrutar de bienestar psicológico y suponen también una demostración de madurez de la personalidad. Las personas con cap…

Factores que influyen en la felicidad

En el libro de Carmelo Vázquez y Gonzalo Hervás titulado "La ciencia del bienestar", el capítulo 8º está escrito por Pablo Fernandez-Berrocal y Natalia Extremera y se titula “Inteligencia emocional y la conquista de la felicidad”.

En este capítulo los autores citan las investigaciones científicas que se han realizado para determinar que factores influyen en el nivel de felicidad de las personas (Lyubomirsky, Sheldon y Schkade, 2005). Parece ser que hay tres factores principales:

1. Los factores genéticos y las característica innatas de las personas (50%)
2. Las circunstancias vitales y los factores sociodemográficos (10%)
3. Las actividades intencionales de las personas (40%)

Aunque la felicidad está determinada en un 60% por la genética y el azar, el restante 40% lo determina las decisiones que toma la persona libremente. Una gran parte de la felicidad depende de nosotros mismos, depende de nuestras actividades intencionales, es decir, de lo que pensamos, decidimos y hacemos en …

La promoción del bienestar

En el libro “Psicología positiva aplicada”, de Carmelo Vázquez y Gonzalo Hervás (Eds.), el capítulo 2º está dedicado a “las intervenciones psicológicas para la promoción del bienestar”.

En este capítulo se cita un estudio pionero realizado por Michael W. Fordyce (1977, 1983), en el que se contrastó empíricamente una intervención dirigida al incremento del bienestar. Las conclusiones de estos estudios es que para incrementar el bienestar se requiere una actividad intencional sostenida.

La intervención meramente informativa, de tipo psicoeducativo, no parece tener tanto efecto. Coincido con estos estudios; para promover las “fortalezas humanas” de la psicología positiva no basta con la información pasiva, hay que tomar decisiones y actuar. La persona tiene que decidir y actuar, evitando la pasividad.

Referencias bibliográficas:
Vázquez, C., Hervás, G. (2008) Psicología positiva aplicada. Bilbao, Desclée de Brouwer.

Fordyce, M.W. (1977) Development of a programm to increase personal happiness…

Diez formas de cultivar la positividad, según Barbara Fredrickson

Barbara Fredrickson, a partir de su experiencia diaria durante años con cientos de personas, se ha centrado en el estudio de diez emociones positivas que promueven la positividad. Hay otras emociones positivas, por supuesto, pero estas diez son las más comunes y son probablemente las que más influyen en el día a día de la gente.

1) Alegría
2) Gratitud
3) Tranquilidad
4) Interés
5) Esperanza
6) Orgullo
7) Diversión
8) Inspiración
9) Admiración
10) Amor

Están ordenadas de mayor a menor según su frecuencia relativa en el día a día de las personas. El amor es la excepción en esta ordenación. Fredrickson la pone en 10ª posición como conclusión de la lista, porque es la forma de positividad más frecuente, la más importante y la que engloba a todas las demás.

Referencia bibliográfica:
Fredrickson, B.L. (2011). Positivity. Oxford: Oneworld.

Barbara L. Fredrickson y las emociones positivas

Para un psicoterapeuta es importante tomar en consideración el hecho constatado por la psicología positiva de que superar el malestar no conlleva automáticamente conseguir el bienestar. Para avanzar en la terapia conviene trabajar con los aspectos positivos del paciente además de combatir los síntomas negativos, porque las experiencias emocionales positivas son terapéuticas en sí mismas. Son emociones positivas la alegría, la curiosidad, la empatía, la serenidad y el amor, entre otras. ¿Pero en que se diferencian las emociones positivas de las emociones primarias de tipo negativo, como el miedo, la ira y la tristeza? ¿Por qué y mediante qué mecanismos las emociones positivas logran mejorar y enriquecer la vida de las personas? Las investigaciones de Barbara L. Fredrickson han aportado luz a estas y otras preguntas y son de gran utilidad para la aplicación de una terapia basada en la psicología positiva.

Las emociones positivas, a diferencia de las emociones primarias de tipo negativo, …

Piensa bien y acertarás

Hay una frase popular que dice: “Piensa mal y acertarás”. En mi opinión esta frase no es cierta. Debería decir: “Piensa bien y acertarás”. Quizás en la sociedad actual, más anónima y distante que la de nuestros antepasados, el ir por la vida requiere cierta precaución. Pero nuestra forma de pensar determina el camino que elegimos para ir por la vida. Si pensamos bien, aunque nos llevemos de vez en cuando algunos reveses, iremos encauzando una vida en positivo. Por el contrario, si nos habituamos a pensar mal, tanto de nosotros mismos como de las personas que nos rodean, acabaremos sufriendo una vida de desapegos, incomprensión e infelicidad.

La vida es un continuo de situaciones en las que podemos decidir y determinar nuestro futuro. En cada situación, por insignificante que parezca, podemos elegir entre pensar bien o pensar mal. Ser comprensivos o ser intransigentes. Mostrar empatía o mostrar una severidad excesiva. Demostrar afecto o demostrar una distante frialdad. Mi consejo: haga …

La salud mental positiva

Carmelo Vázquez y Gonzalo Hervás (2008) dicen acertadamente que el bienestar y el malestar, y más en general, la salud y la enfermedad, son dimensiones hasta cierto punto independientes entre ambas. Es decir, conseguir reducir los síntomas de una enfermedad y su malestar no implica automáticamente conseguir el bienestar.

Una persona que sufre una profunda depresión puede recibir medicación y atemperar los síntomas, pero quizás siga sintiéndose desdichada. La baja autoestima puede ser un factor de base.

Estar bien no es solo dejar de estar mal. En palabras de C. Vázquez y G. Hervás: “La salud mental implica un estado emocional positivo, y un modo de pensar compasivo sobre nosotros mismos y los demás, poseer expectativas de un futuro positivo y, en general, un modo adaptativo de interpretar la realidad” (2008; p.22).

Referencia bibliográfica:
Vázquez, C., Hervás, G. (2008) Psicología positiva aplicada. Bilbao, Desclée de Brouwer.