Ir al contenido principal

Breve historia del origen de la Psicología positiva

En la historia del pensamiento filosófico y antropológico, tanto occidental como oriental, la perspectiva de favorecer el desarrollo de las cualidades positivas del ser humano tiene una amplia tradición. Ya en la antigua civilización griega y romana Aristóteles se interesó por la ‘eudaimonía’ o felicidad de las personas. Cicerón y Séneca también trataron sobre este tema. En el ámbito de la Psicología del siglo XX, Erich Fromm, Carl Rogers y Abraham Maslow fueron autores destacados de la psicología humanista y pueden considerarse precursores de la Psicología positiva.

A pesar de estos amplios precedentes filosóficos y psicológicos, hay que decir que una de las innovaciones que ha incorporado la psicología positiva moderna consiste en haber realizado investigaciones empíricas sobre las aportaciones de la sabiduría clásica, utilizando la metodología científica de la Psicología.

Se considera que el inicio formal de la Psicología positiva fue la conferencia inaugural que Martin Seligman dio en 1998 para su periodo presidencial de la APA (Asociación Americana de Psicología).
Seligman concluyó su discurso diciendo: “La psicología no es una mera rama del sistema de salud pública, ni una simple extensión de la medicina, nuestra misión es mucho más amplia. Hemos olvidado nuestro objetivo primigenio, que es el hacer mejor la vida de todas las personas, no solo de las personas con una enfermedad mental. Llamo a nuestros profesionales y a nuestra ciencia a retomar esta misión original justo ahora que comienza un nuevo siglo”.

Posteriormente, en enero de 1999, durante el I Congreso Akumal celebrado en México, un grupo de investigadores elaboraron un manifiesto de soporte a la nueva Psicología positiva. Entre ellos destacan Barbara Fredrickson, Mihalyi Csikszentmihalyi, Jon Haidt, Ken Sheldon y Kevin Rathunde. Poco después Martin Seligman creó el Centro de Psicología Positiva de la Universidad de Pensilvania.

Ya en el siglo XXI hubo un impulso definitivo con la publicación en enero del año 2000 de un número monográfico de la revista American Psychologist, dedicado íntegramente a la Psicología positiva.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cuestionarios, escalas y tests en la web psicologiapositiva.org

El sitio www.psicologiapositiva.org es una excelente página web proporcionada por el Prof. Martin E. P. Seligman y el Centro de Psicología Positiva de la Universidad de Pennsylvania en colaboración con el Instituto de Psicología Positiva de la Universidad Complutense de Madrid (Prof. Carmelo Vázquez). Está derivada de la original en inglés www.authentichappiness.org.

En esta página web hay una gran variedad de cuestionarios, escalas y tests sobre conceptos relacionados con la psicología positiva para su aplicación y corrección on-line. Por ejemplo, hay el Cuestionario de Felicidad Auténtica, el Cuestionario VIA de Fortalezas Personales, el Test de Gratitud, el Test de Optimismo, la Escala de Satisfacción con la Vida, etc.

Libro "Terapias de Psicología Positiva", de Antonio Adserá

He revisado y ampliado en una nueva edición mi libro Terapias de Psicología Positiva. Esta nueva edición está disponible en la tienda Kindle de Amazon .

Aunque la Psicología positiva se dedica principalmente al estudio científico de aquellas cualidades humanas que nos acercan al bienestar y a la felicidad, creo que no hay que desmerecer sus aplicaciones prácticas para el tratamiento o la prevención de trastornos psíquicos. Los estados mentales positivos actúan como barreras a los problemas psíquicos y pueden tener incluso un efecto rehabilitador.

Referencia bibliográfica:
Adserá, A. (2012) Terapias de Psicología positiva. Tarragona: Editorial 3Temas.

La escala de Ryff de bienestar psicológico adaptada al español

En anteriores post hablé de la escala de Ryff, que sirve para evaluar el bienestar psicológico de una persona en base a 6 dimensiones. Es una escala elaborada en inglés y para su aplicación en español hay que buscar una buena adaptación. Sin embargo “adaptar” no es sinónimo de “traducir”. Adaptar un instrumento psicométrico es mucho más que traducir el test, ya que hay que hacer estudios estadísticos que confirmen la validez y la fiabilidad de la escala traducida y/o adaptada a distintos grupos sociales. A veces hay que suprimir algunos ítems.

He encontrado en Internet las siguientes adaptaciones de la escala de Ryff:

Díaz D., Rodríguez-Carvajal R., Blanco A., Moreno-Jiménez B., Gallardo I., Valle C., van Dierendonck D. (2006) Adaptación española de las escalas de bienestar psicológico de Ryff.
www.psicothema.com/pdf/3255.pdf

Tómas JM., Meléndez JC., Navarro E. (2008). Modelos factoriales confirmatorios de las escalas de Ryff en una muestra de personas mayores. redalyc.uaemex…