noviembre 02

Entrevista sobre la lotería de Navidad

Escrito por aadsera

Recientemente me hicieron una entrevista sobre los aspectos psicológicos de la lotería de Navidad. A continuación pongo las preguntas que me hicieron y las respuestas que di.

En su opinión, ¿por qué nos gusta jugar a la lotería si está demostrado que las posibilidades de que nos toque un premio significativo son muy escasas?
El reconocido psicólogo Daniel Kahneman investigó cómo los seres humanos tomamos decisiones. Resulta que lo hacemos de forma heurística, por ensayo/error, por intuiciones, por impresiones subjetivas. Incluso cuando se trata de temas racionales, las personas tomamos decisiones heurísticamente en lugar de seguir un criterio lógico, racional y deductivo. Es sorprendente que actuemos así incluso en temas económicos.

Mucha gente de mi entorno juega todos los años, pero siempre, el día que no le ha tocado, asegura que no volverá a jugar. ¿Qué mecanismos nos impulsan a volver a jugar pese a esa experiencia negativa?
La actitud frente a la vida influye mucho. Las personas optimistas, alegres y con buen humor tienen la habilidad de saber ver la botella medio llena en lugar de medio vacía. Susan Vaughan dice que el optimista no nace, sino que se hace. Todos podemos aprender a ser optimistas.

¿Hasta qué punto cree que influye en esta afición por la lotería el "juego social"? Es decir, el hecho de que entre varios juguemos un mismo número o un mismo décimo y se "comparta la ilusión".
Influye mucho. La parte de "juego social" que tiene la lotería fomenta el colaborar, compartir y ser solidario. Por ejemplo al comprar participaciones de un número. Es una influencia sana que aporta alegría y bienestar.

La afición de una persona por jugar a la lotería, ¿puede ser peligrosa en algún momento o en este tipo de juegos no existe gran riesgo de adicción?
La lotería, y en especial la lotería de Navidad, tiene una función social. No creo que haya riesgo de adicción. Las ludopatías son más frecuentes en los juegos de azar que tienen premios inmediatos.