octubre 01

El modelo de felicidad de las tres vías, de Martin E.P. Seligman

Escrito por aadsera

Es un modelo descriptivo que propone tres vías para aumentar la felicidad: la vida placentera (the pleasant life), la vida con compromiso (the engaged life) y la vida con significado (the meaningful life).

La vida placentera está en la línea de lo que dicen las teorías hedonistas de la felicidad. Consiste en experimentar tantas emociones positivas como sea posible sobre el presente, el pasado y el futuro de la vida. Esta vía promueve el aprendizaje de habilidades para amplificar la intensidad y la duración de estas emociones agradables. Por ejemplo, algunas de las emociones positivas sobre el pasado son la satisfacción por lo realizado, la capacidad de cumplimiento, el orgullo y la serenidad. El recuerdo de estas emociones produce un estado de felicidad. Las emociones positivas sobre el futuro incluyen la esperanza, el optimismo, la fe y la confianza. El trabajo con estas emociones relacionadas con el futuro puede contrarrestar los estados de pesimismo. Las emociones positivas relacionadas con el presente son la satisfacción derivada de los placeres inmediatos. El saborear sin prisas estos momentos placenteros aumenta la felicidad.

La vida con compromiso conlleva buscar la participación, la implicación y el compromiso en todas las facetas de la vida en que sea posible: en las relaciones íntimas, en las relaciones con los amigos, en el trabajo, en las actividades de ocio, etc. Para promover la vida con compromiso hay que identificar en la gente sus mayores talentos y sus fortalezas personales, para así poder ayudarles a encontrar oportunidades para usar estas fortalezas más a menudo. Seligman reconoce que este punto de vista es tan antiguo como Aristóteles y que es una perspectiva que también aparece en la psicología del siglo XX en los trabajos de Rogers y Maslow, entre otros. La hipótesis clínica de Seligman et al. (2006) es que la falta de compromiso en la vida puede acabar siendo uno de los factores desencadenantes de una depresión o un trastorno de ansiedad.

La vida con significado consiste en usar las propias fortalezas personales y talentos para servir a algo más grande e importante que uno mismo. Esto se acostumbra a hacer a través de instituciones sociales, culturales o religiosas: la comunidad, la familia, la ciudad, una asociación deportiva, una asociación de beneficencia, etc. Una vida con sentido produce satisfacción personal y la creencia de que uno ha vivido bien, independientemente del tipo de institución usada para expresarla. Este tipo de actividades aportan un notable sentimiento de felicidad.

Referencias bibliográficas:
Seligman, M.E.P. (2011). La auténtica felicidad. Barcelona: Ediciones B.
Seligman, M.E.P., Rashid, T., Parks, A.C. (2006). Positive psychotherapy. American Psychologist, 61: 774-788.

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Dejar comentario

This item is closed, it's not possible to add new comments to it or to vote on it