julio 01

Barbara L. Fredrickson y las emociones positivas

Escrito por aadsera

Para un psicoterapeuta es importante tomar en consideración el hecho constatado por la psicología positiva de que superar el malestar no conlleva automáticamente conseguir el bienestar. Para avanzar en la terapia conviene trabajar con los aspectos positivos del paciente además de combatir los síntomas negativos, porque las experiencias emocionales positivas son terapéuticas en sí mismas. Son emociones positivas la alegría, la curiosidad, la empatía, la serenidad y el amor, entre otras. ¿Pero en que se diferencian las emociones positivas de las emociones primarias de tipo negativo, como el miedo, la ira y la tristeza? ¿Por qué y mediante qué mecanismos las emociones positivas logran mejorar y enriquecer la vida de las personas? Las investigaciones de Barbara L. Fredrickson han aportado luz a estas y otras preguntas y son de gran utilidad para la aplicación de una terapia basada en la psicología positiva.

Las emociones positivas, a diferencia de las emociones primarias de tipo negativo, no están asociadas a una conducta preestablecida o estereotipada. Tienen un efecto más difuso y más a largo plazo, principalmente modulando procesos cognitivos y conductas. Además, las emociones positivas se muestran ante la experiencia subjetiva de forma interrelacionada, mezclándose distintos aspectos emocionales al mismo tiempo.

Los efectos terapéuticos de las emociones positivas se basan en varias propiedades que ha observado Fredrickson: 1) Las emociones positivas amplían momentáneamente el repertorio de pensamientos-acciones, incrementan el campo perceptivo y facilitan respuestas más creativas. 2) Ayudan a construir un conjunto de recursos personales (físicos, intelectuales y sociales) que el individuo puede aprovechar posteriormente para afrontar una dificultad, un trastorno o una enfermedad. 3) Se retroalimentan formando espirales ascendentes de emociones positivas que mejoran el bienestar y la capacidad de afrontamiento. 4) Neutralizan los efectos perjudiciales persistentes de las emociones negativas -estrés, bloqueos, etc.-, deshaciéndolos y ayudando a recuperar la salud.

Barbara L. Fredrickson ha desarrollado una teoría sobre las emociones positivas que denomina The Broaden-and-Build Model of Positive Emotions (Modelo de Ampliación y Construcción de Emociones Positivas).

Referencias bibliográficas:
Fredrickson, B.L. (1998). What good are positive emotions? Review of General Psychology, 2(3), 300-319.
Fredrickson, B.L. (2001). The role of positive emotions in positive psychology. American Psychologist, 56(3), 218-226.

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Dejar comentario

This item is closed, it's not possible to add new comments to it or to vote on it