mayo 01

La sonrisa auténtica o “sonrisa de Duchenne”

Escrito por aadsera

La comunicación facial mediante los gestos de la cara y la expresividad corporal es importante en el ser humano ya que somos seres sociales. Los primeros segundos de contacto con otra persona determinan en buena medida nuestra percepción sobre como es esta persona y si nos gusta o no nos gusta. Esta primera impresión queda registrada en nuestro cerebro y es muy difícil de cambiar posteriormente. Por este motivo es muy conveniente en nuestras relaciones interpersonales tener una actitud sincera, sin tratar de ocultar información a los demás.

El sonreír es una forma de comunicación gestual muy empática que nos acerca a los demás. Pero la sonrisa, para que sea efectiva, debe ser sincera, no fingida ni forzada. Una sonrisa falsa o de compromiso fácilmente se delata por sí misma.

La sonrisa auténtica o sonrisa de Duchenne se puede notar porque los labios retroceden, las mejillas se levantan y aparecen arrugas en la zona de los ojos. Guillaume Duchenne de Boulogne fue un neurólogo francés que en 1862 observó que una sonrisa falsa o poco sincera solo activa los músculos de los labios y la boca, mientras que la sonrisa auténtica es una respuesta involuntaria a una emoción espontánea que además activa los músculos orbiculares que rodean a los ojos. Vaya, que al sonreír de forma auténtica aparecen pequeñas arrugas en el contorno de los ojos, mientras que en las sonrisas sociales o de compromiso esto no sucede. ¡Si busca nuevas amistades esté atento a la forma de sonreír de su interlocutor/a!

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¡Puedes ser el primero!

Dejar comentario

This item is closed, it's not possible to add new comments to it or to vote on it