diciembre 03

La importancia de las caricias psicológicas

Escrito por aadsera

Vivir positivamente implica cuidar numerosas facetas en la vida: ser optimista, actuar con empatía, tratar de ser resiliente, saber escuchar a los demás, etc. Pero de los diez criterios para ser positivo que menciona José Antonio San Martín me ha llamado la atención uno, porque me recuerda lo que estudié en la universidad: es el criterio de saber dar caricias psicológicas.

Efectivamente, ya a principios del siglo XX se hicieron estudios sobre las nefastas consecuencias que tiene sobre los bebés y los niños la falta de afecto. Los niños necesitan atención psicológica positiva, porque cuando un niño recibe caricias incondicionales aprende a estar bien y percibe que sus padres también lo están. En cambio, la carencia crónica de caricias puede ser causa de depresiones y desamor. Esta necesidad de afecto está recogida en la famosa pirámide de Maslow, sobre las necesidades primarias de las personas. Para Eric Berne, creador del Análisis Transaccional, una caricia es cualquier acto afectuoso que implica el reconocimiento de la presencia de otra persona. Lo peor es la indiferencia y el ignorar a los demás. Este es pues un importante criterio para ser positivo en la vida: saber dar caricias físicas y psicológicas con generosidad.

Referencia bibliográfica:
San Martin, J.A. (2014). 10 criterios para ser positivo. Madrid: CCS.

noviembre 02

Entrevista sobre la lotería de Navidad

Escrito por aadsera

Recientemente me hicieron una entrevista sobre los aspectos psicológicos de la lotería de Navidad. A continuación pongo las preguntas que me hicieron y las respuestas que di.

En su opinión, ¿por qué nos gusta jugar a la lotería si está demostrado que las posibilidades de que nos toque un premio significativo son muy escasas?
El reconocido psicólogo Daniel Kahneman investigó cómo los seres humanos tomamos decisiones. Resulta que lo hacemos de forma heurística, por ensayo/error, por intuiciones, por impresiones subjetivas. Incluso cuando se trata de temas racionales, las personas tomamos decisiones heurísticamente en lugar de seguir un criterio lógico, racional y deductivo. Es sorprendente que actuemos así incluso en temas económicos.

Mucha gente de mi entorno juega todos los años, pero siempre, el día que no le ha tocado, asegura que no volverá a jugar. ¿Qué mecanismos nos impulsan a volver a jugar pese a esa experiencia negativa?
La actitud frente a la vida influye mucho. Las personas optimistas, alegres y con buen humor tienen la habilidad de saber ver la botella medio llena en lugar de medio vacía. Susan Vaughan dice que el optimista no nace, sino que se hace. Todos podemos aprender a ser optimistas.

¿Hasta qué punto cree que influye en esta afición por la lotería el "juego social"? Es decir, el hecho de que entre varios juguemos un mismo número o un mismo décimo y se "comparta la ilusión".
Influye mucho. La parte de "juego social" que tiene la lotería fomenta el colaborar, compartir y ser solidario. Por ejemplo al comprar participaciones de un número. Es una influencia sana que aporta alegría y bienestar.

La afición de una persona por jugar a la lotería, ¿puede ser peligrosa en algún momento o en este tipo de juegos no existe gran riesgo de adicción?
La lotería, y en especial la lotería de Navidad, tiene una función social. No creo que haya riesgo de adicción. Las ludopatías son más frecuentes en los juegos de azar que tienen premios inmediatos.

octubre 18

El secreto de causar una buena primera impresión

Escrito por aadsera

Un estudio de psicólogos de las universidades de Glasgow y Princeton ha comprobado que son suficientes los primeros 500 milisegundos (0,5 segundos) de escuchar la voz de un interlocutor para hacer un juicio de valor sobre él. Escuchar un simple “Hola” es suficiente para hacerse una idea de cómo es la persona que nos habla, incluso sin estar viéndola. El tono de voz usado nos causa inmediatamente una primera impresión. Los caracteres de la personalidad que mejor se identifican son los de confianza y dominancia.

El secreto para causar una buena primera impresión es sin duda ser natural, espontáneo y sincero en las conversaciones que tenemos, ¡ya desde la primera palabra pronunciada! Tratar de falsear nuestra personalidad, tratar de esconder algún rasgo del que nos avergonzamos, simplemente no funciona. Tal como ha concluido este estudio científico, la confianza se gana ya desde las primeras décimas de segundo de conversación.

Referencia bibliográfica:
McAleer, P, Todorov, A., Belin, P. (2014). How do you say ‘Hello’? Personality impressions from brief novel voices. PLoS ONE 9(3): e90779.

septiembre 17

El impulso de la autoestima puede ayudar a prevenir los problemas de salud en las personas mayores

Escrito por aadsera

La importancia de impulsar la autoestima se asocia normalmente con la adolescencia. Sin embargo, recientes investigaciones muestran que la autoestima es igualmente importante para las personas mayores. Potenciar la autoestima puede ayudar a amortiguar los problemas de salud que son típicos de la transición de la edad adulta a la vejez.

Los investigadores Sarah Liu y Carsten Wrosch, de la Concordia University, han realizado un estudio que demuestra que a medida que la autoestima de una persona se reduce, el nivel de la hormona cortisol, relacionada con el estrés, aumenta. Y viceversa. Estos autores están también preparando nuevas investigaciones sobre cómo el aumento de la autoestima podría repercutir positivamente en el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

El porcentaje de personas en la tercera edad en occidente va en aumento y atender adecuadamente su salud es necesario para sostener la viabilidad del sistema sociosanitario. Potenciar la autoestima es un camino muy efectivo, porque reduce a su vez los episodios de estrés y de depresión. En este blog hay varios artículos que tratan sobre cómo aumentar la autoestima. No es una tarea fácil, porque requiere un esfuerzo sostenido y prolongado en el tiempo, pero vale la pena intentarlo, porque los beneficios que se pueden obtener son muchos, tanto para la salud psicológica como para la salud física de las personas ancianas.

A los profesionales de la salud de los Centros de Día les recomiendo leer y utilizar los libros del psicólogo Nathaniel Branden, que está especializado en temas de autoestima.

agosto 30

Comunicar bien para ser feliz: el feedback

Escrito por aadsera

Saber relacionarse con las otras personas es una de las mejores herramientas que tenemos para alcanzar la felicidad, y en esta interrelación el saber comunicar bien es muy importante. La asertividad y la empatía son dos pilares fundamentales de una comunicación sana, como está sobradamente demostrado. Pero hay también otro importante pilar menos citado, es el que Moisés Ruiz denomina feedback (o “retroalimentación”).

El feedback es la información que en una conversación vuelve al emisor de parte del receptor. Mediante el feedback un emisor puede conocer los efectos que tiene su intento de comunicar. Actúa como un refuerzo positivo que estimula la comunicación. Una sonrisa, un ligero contacto con la mano, una mirada sincera, son muestras de feedback que favorecen que el acto de comunicar se encamine por un sendero de positividad.

Referencia bibliográfica:
Ruiz, M. (2013). Comunicar bien para ser feliz. Barcelona: Península.

julio 31

La risa actúa como la meditación en el cerebro

Escrito por aadsera

Es sabido que distintos tipos de estimulación producen diferentes tipos de ondas cerebrales. Ahora, un grupo de investigadores dirigidos por el profesor Lee Berk, ha descubierto una interesante correlación: en un estudio reciente, los sujetos a quienes se les mostraron videos humorísticos tuvieron un alto nivel de ondas cerebrales de tipo gamma, las mismas que surgen cuando una persona está meditando. Lee Berk es un reconocido investigador sobre temas relacionados con la risa y el sentido del humor.

Las ondas gamma son las únicas que se pueden encontrar en cualquier parte del cerebro. Esto significa, en opinión del profesor Berk, que el sentido del humor involucra al cerebro en su totalidad, igual que lo hace la meditación. La risa hace revivir unos estados subjetivos positivos que nos permiten pensar con más claridad y tener pensamientos más integrados.

Referencia bibliográfica:
“Laughter may work like meditation in the brain.” Medical Xpress. 27 Apr 2014.

julio 13

Dar las gracias es una buena guía para la conducta

Escrito por aadsera

Usualmente se piensa que el ser agradecido y dar las gracias es una conducta pasiva y reactiva ante una situación dada. Sin embargo, recientes investigaciones científicas han constatado que la gratitud es una actitud activa. No solo hace referencia a un suceso pasado sino que beneficia directamente a nuestra conducta en el futuro.

El profesor David DeSteno, de la Northeastern University, en Boston, ha investigado como la elección de sentir gratitud conlleva cambios positivos en la vida. En uno de sus experimentos, el agradecimiento estimuló a los participantes a actuar más cooperativamente y menos egoísticamente. Los participantes que obtuvieron una ayuda durante el test y fueron agradecidos, mostraron una mayor probabilidad de ser cooperativos durante el siguiente test. DeSteno y sus colaboradores concluyen que la gratitud ayuda a guiar la conducta.

Referencia bibliográfica:
“Giving thanks could be good for you”. PHYSorg.com 28 Nov 2013.

junio 15

Las cinco claves de la felicidad sostenible, según Sonja Lyubomirsky

Escrito por aadsera

Sonja Lyubomirsky ha hecho estudios científicos que constatan que el 40% de nuestra sensación de bienestar está bajo nuestro control, porque depende de las actividades intencionales que podemos hacer en el día a día. Claro está que aumentar la felicidad durante un periodo de tiempo corto es más o menos fácil. Sin embargo, lograr que este estado de felicidad sea perdurable en la vida es bastante más difícil. Lyubomirsky propone cinco factores que llevan a una felicidad sostenible:

1.- La emoción positiva. Una forma básica de aumentar la felicidad es procurar disfrutar en la vida de muchos momentos felices, como los que proporcionan la alegría, los momentos placenteros, la curiosidad, los estados de serenidad, la vitalidad, el entusiasmo, etc.
2.- El momento más oportuno y la variedad. Los estados placenteros son episódicos y ocurren a intervalos irregulares. Para lograr que brinden el máximo de satisfacción hay que aprender a encauzarlos hasta el momento más oportuno para su disfrute. Además, hay que mantener una variedad de actividades placenteras para evitar caer en la rutina.
3.- El apoyo social. Las personas solemos formar parte de una red de relaciones y contactos sociales. La felicidad también depende en buena medida de la colaboración del prójimo, sobre todo de aquellas personas con quienes mantenemos una relación fuerte y significativa: familiares, amigos de confianza, etc. El apoyo emocional es importante.
4.- Motivación, esfuerzo y compromiso. El vivir con más felicidad es también un aprendizaje. Para ello hay que tener motivación. Hay que tomar la decisión de realizar un programa para ser más feliz, poner el esfuerzo necesario y comprometerse con este objetivo a largo plazo.
5.- El hábito. El esfuerzo para empezar requiere una gran dosis de determinación y energía, lo que puede ser desalentador. Afortunadamente, las nuevas conductas para aumentar el bienestar de forma duradera se acaban convirtiendo en buenos hábitos con su repetición y práctica. Los hábitos saludables aumentan el bienestar de forma sostenible.

Las cinco claves que propone Sonja Lyubomirsky me parecen muy acertadas. Son todas importantes, especialmente el apoyo social y la motivación, esfuerzo y compromiso. A menudo, en la vida, arrancar y ponerse en marcha es lo más difícil.

Referencia bibliográfica:
Lyubomirsky, S. (2008). La ciencia de la felicidad. Barcelona: Urano.

mayo 23

¿Por qué la personalidad está relacionada con el bienestar subjetivo?

Escrito por aadsera

Según Ed Diener y Richard E. Lucas, hay varios grupos de modelos teóricos que explican cómo y porqué la personalidad está relacionada con el bienestar subjetivo:

1. Modelos del temperamento. Las personas tenemos set-points emocionales (puntos de referencia emocionales) a los cuales se retorna después de experimentar un suceso, ya sea positivo o negativo. Es decir, los set-points actúan como factores de estabilidad.
2. Modelos de congruencia. Las personas experimentamos un bienestar subjetivo más alto cuando la personalidad se ajusta al entorno.
3. Modelos cognitivos. El modo de procesar la información sobre premios y estímulos positivos, más que la sensibilidad biológica a estos estímulos, es lo que determina el grado de bienestar subjetivo.
4. Modelos de objetivos. El bienestar subjetivo está influenciado por el tipo de objetivos por los que la gente lucha, por las vías mediante las cuales las personas intentan alcanzar sus objetivos, y por el éxito obtenido cuando estos objetivos se logran.
5. Modelos de socialización de las emociones. A través del condicionamiento clásico, el aprendizaje instrumental, la imitación, etc., la gente es enseñada a detectar que emociones son apropiadas en cada contexto social. Este proceso de socialización lleva las personas a tener diferencias estables respecto a la afectividad.

Referencia bibliográfica:
Diener, E., Lucas, R.E. (2003). Personality and subjective well-being. En Kahneman, D., Diener, E., Schwarz, N. [Eds.] Well-being: The foundations of hedonic psychology. (pp 213-229). New York: Russell Sage Foundation.

mayo 01

Bienestar y diferencias de género

Escrito por aadsera

Susan Nolen-Hoeksema y Cheryl L. Rusting han hecho una revisión sobre las investigaciones publicadas sobre este tema y concluyen que las mujeres tienen y expresan emociones positivas más intensas que los hombres, como por ejemplo respecto al amor, la felicidad y la alegría. Esto se observa tanto en los estudios de autoinforme como en los estudios de conducta no verbal. Las mujeres tienen caras más expresivas, miran más a las otras personas y emplean distancias de aproximación más cortas.

Las autoras se preguntan a qué se debe esto. Parece ser que respecto a las emociones positivas, las diferencias biológicas entre hombres y mujeres (hormonas, diferencias genéticas ligadas al sexo, etc.) tienen poca influencia. Las diferencias de personalidad (intensidad afectiva, empatía, afrontamiento, personalidad de tipo A, etc.) parecen estar más demostradas, pero esto es más remarcable en las emociones negativas que en las emociones positivas. Las variables socioculturales parecen tener más soporte empírico. Las autoras proponen un modelo integral que tiene en cuenta este último factor. Las mujeres son socializadas para experimentar y expresar emociones que muestren unos mayores niveles de afecto, una empatía disposicional y la sensibilidad hacia los demás. En contraste, los hombres son socializados para no expresar el afecto tan intensamente.

Referencia bibliográfica:
Nolen-Hoeksema, S., Rusting, C.L. (2003). Gender differencen in well-being. En Kahneman, D., Diener, E., Schwarz, N. [Eds.] Well-being: The foundations of hedonic psychology. (pp 330-346). New York: Russell Sage Foundation.